por que tengo cancer

¿Por qué tengo cáncer?

La medicina tradicional

El cáncer es un crecimiento sin control de una o más células en cualquier parte del cuerpo y que aparece por varios motivos,

Factores de Riesgo

  • Factores genéticos heredados.
  • Estilos de vida poco saludables.
  • Tabaquismo.
  • Alcoholismo.
  • Mala alimentación.
  • Sedentarismo.
  • Falta de ejercicio.
  • Agentes de Infección.
  • Exposiciones prolongadas a sustancias químicas.
  • Exposiciones a radiaciones.
  • Exposiciones prolongadas a los rayos de sol o bronceadores de luz solar artificial.
  • Algunos tratamientos médicos.
  • Terapia hormonal en la menopausia.
  • El estrés crónico.

Para detectar cualquier signo de esta enfermedad dependerá de donde empieza a generarse, el tamaño del tumor, los órganos a los que afecte o tejidos. Aclarar que el cáncer no es contagioso.

Pueden hacerse pruebas para detectar el inicio de la enfermedad y actuar con más posibilidad de éxito, normalmente una biopsia es lo que determinará si hay o no cáncer.

El cáncer es una especie de lotería, ya que nadie en el campo de la medicina, se atreve a asegurar el motivo exacto por el que se desencadena el tumor, y es más, no hay manera de probar realmente si un factor de riesgo es lo que inicia el cáncer.

Esta enfermedad  puede afectar a personas de cualquier edad, aunque lo normal es que aparezca en edad adulta.

Las tasas de supervivencia dependen de la persona y también del tipo de cáncer desarrollado,  hay canceres que se desarrollan lentamente y otros que lo hacen muy rápido siendo más difíciles de erradicar.

En cuanto a su prevención, no hay una plena seguridad en que si reducimos factores de riesgo y aumentamos la vida saludable con alimentación, ejercicio, meditación y reducción de estrés pueda servir como escudo protector a la enfermedad, aunque armonizar el cuerpo con habitos saludables, dará como resultado una mente más tranquila y menos probabilidad de desarrollar un cáncer.

Hay personas totalmente saludables que desarrollan esta enfermedad y hay personas que viviendo al límite en cuanto a mala gestión de vida se refiere, nunca desarrollan un tumor.

El Doctor Hamer en la Nueva Medicina Germánica

El cáncer es el resultado de haber vivido un trauma emocional que llega a provocar un cortocircuito en el cerebro, el cual activa un mecanismo biológico de supervivencia para preservar la especie.

Una vez reconocido y superado el trauma, el cerebro invierte el orden y el cuerpo pasa a la fase de reparación.

Cada persona es diferente, tiene sus creencias, su historia, un pasado, entonces enfrentará de manera emocionalmente diferente al conflicto.

Las características de un trauma emocional son:

  • Se vive en soledad, no se exterioriza, la persona asume el trauma sin ayuda.
  • No se es capaz de encontrar una solución, se vive en continuo estrés.
  • Se vive desde la emoción y no desde la razón.
  • Llega de manera imprevista, sin esperarlo, se produce un shock y por eso nos afecta profundamente.

Entonces se crea un desequilibrio entre la mente, el cerebro y el cuerpo que desencadena la enfermedad.

Entender esto sería el primer paso para saber hacia donde tenemos que enfocarnos para auto-sanarnos.

Esta teoría se basa en los estudios de más de 20.000 casos de enfermedades relacionadas con traumas que realizó el Dr. Ryke Geerd Hamer,  hoy en día su enfoque está reconocido mundialmente, aunque no hay ningún interés en divulgar esta nueva manera de afrontar la enfermedad, por no entorpecer intereses políticos.

La muerte inesperada de uno de los cuatro hijos del  Dr. Hamer, doctor en medicina interna con  15 años de experiencia, cinco de ellos ejerció como profesor, desencadenaría en él, un cáncer de próstata, a su mujer también le diagnosticaron cáncer, pero ella falleció.

A raíz de todo esto Hamer empieza un estudio para tratar de averiguar si el trauma fue el que generó su cáncer y empezó los estudios en la sección de ginecológica donde trabajaba, entrevistó a 200 mujeres con cáncer y todas habían sufrido un trauma meses antes de aparecer el tumor.

Contento con su descubrimiento presentó una tesis en la Facultad de Medicina de Tubinga que fue rechazada sin motivo alguno, él no desistió y siguió con sus investigaciones, esta vez en una clínica con pacientes enfermos de cáncer de pulmón, en todos los casos vio que el tabaco no era la causa del cáncer, es más, la mitad de los pacientes nunca habían fumado.

El descubrimiento del Dr. Hamer

  • Todos los enfermos de cáncer de pulmón, antes habían sufrido un tipo de trauma.
  • Todos los enfermos de cáncer de mama antes también habían sufrido un tipo de trauma.
  • Hamer comprueba que el trauma que genera el cáncer de pulmón es totalmente distinto al trauma que genera el cáncer de mama.

Cinco años más tarde fue  expulsado del cuerpo médico y aunque tres años más tarde importantes doctores de la Universidad de Viena reconocieron su descubrimiento, en  1997 fue encarcelado por asistir a un enfermo sin tener permiso para ejercer como médico.

Finalmente en 1998 la Universidad de Trnava en Eslovaquia verifica su descubrimiento.

La Nueva Medicina de Hamer basada en cinco Leyes ha sido verificada por Médicos y Terapeutas de media Europa.

El Cáncer y las Emociones van de la mano.

La actitud positiva frente al cáncer es lo que marca la diferencia entre los que avanzan y los que se quedan atrás, el error más común es dejar la cura de nuestra enfermedad sólo en manos de médicos, si tu cambias, todo cambia.

Descubrir lo que contribuye a tener cáncer sean factores externos o factores emocionales puede ser útil para minimizar el riesgo.

La actitud positiva frente al cáncer

Factores externos

Contaminantes químicos en el ambiente, aditivos alimentarios, pesticidas, alimentos procesados, la falta de nutrientes en plantas comestibles por agricultura moderna, las radiaciones en las líneas de energía eléctrica, los teléfonos móviles, medicamentos y el engaño de la industria farmacéutica respecto a las enfermedades, vacunas, el mercurio y amalgama en el tratamiento bucal, alcohol y tabaco.

¿Por qué unas personas desarrollan cáncer y otras no si todas están expuestas a los mismos venenos?

Factores emocionales

Cuidar las emociones es un primer paso para hacer frente al cáncer, las emociones son  un poderoso estímulo mental que se refleja en el físico,  si nos excedemos en las emociones podemos crear demasiada excitación o si las anulamos generamos una inhibición perjudicial, ambos extremos alteran el flujo de sangre y las funciones vitales de los órganos y dan lugar a futuras enfermedades.

El agotamiento emocional es perjudicial para la salud, sobre todo si está de lado de emociones que entendemos como negativas como la preocupación, el miedo, irritación, nerviosismo, ira.

La vida debería ser disfrutada, deberíamos ser conscientes de que estamos de paso y tenemos un tiempo limitado de vida, un día todos moriremos y lo único que podrás llevarte son los recuerdos, elige que tipo de recuerdos son los que has vivido.

La higiene personal, el descanso adecuado, ejercicio, alimentación adecuada, buenos hábitos, mineralizarte y evitar las perturbaciones emocionales pueden marcar la diferencia.

Estudio sobre la actitud positiva frente al cáncer

Un curioso estudio en Pekín, realizado a 750.000 personas demostró que personas optimistas, que hacen ejercicio, están fuertes y que su estado general es de bienestar, tienen inmunidad anti cancerígena aun estando expuestas a los factores externos antes mencionados.

Por el contrario la gente con heridas emocionales, desanimadas, que no realiza ejercicio físico y su estado general se basa en pensamientos negativos suelen reducir su capacidad defensiva dando como resultado una tasa más elevada de padecer cáncer.

Cierto es que en occidente todavía no hay interés en realizar estudios sobre la relación entre emociones y enfermedades.

Basan científicamente la relación del cáncer en otros factores como antecedentes genéticos, factores externos a los que se expone el paciente, constitución, alimentación etc...,

Si observas cada caso de cáncer en tu entorno o cerca de ti e indagas en sus vidas, descubrirás que no es tan descabellado pensar que lo que sentimos y vivimos se refleja en el físico.

Descubre nuestra guía para superar el cáncer

Guía para superar el cáncer