la alimentación y el cáncer

La alimentación y el cáncer

Descubre la relación entre la alimentación y el cáncer.

Aprende a cuidar tu alimentación.

El paso más importante es ser conscientes de cómo nos alimentamos, a partir de ahí, podemos mejorar la calidad y la cantidad para encontrar el equilibrio.

Si padeces un cáncer debes empezar a plantearte la alimentación como la primera cuestión a analizar, haz una lista de todos los productos que consumes a diario, estudia si sueles consumir más procesados que frescos, puedes jugar a sustituirlos por productos más sanos, por ejemplo, cambiar margarinas o mantequilla por aceite de oliva, el pan blanco por pan integral,  galletas por una pieza de fruta…

La alimentación y el cáncer están íntimamente relacionados.

No nos cansamos de repetir la importancia de alimentarse con hortalizas y verduras, cereales integrales,  semillas  y frutas, más cuando se está en un proceso de tratamiento de cáncer.

Cuidar la alimentación así como una exposición diaria al sol durante unos diez minutos y algo de ejercicio es indispensable para completar cualquier terapia o tratamiento contra el cáncer.

Hoy en día lo que conocemos como alimento en la gran mayoría son productos envasados llenos de sustancias químicas, edulcorantes, conservadores, pesticidas, colorantes, etc…,

Hay sustancias que se aplican en los alimentos y a la vez son las mismas que se utilizan en productos para la limpieza o en pinturas.

carne huevos y lácteos

Las carnes y todos sus derivados, así como huevos, lácteos y quesos sobre todo los curados, acidifican nuestro organismo,

La enfermedad hace que el cuerpo no sea capaz de compensar o eliminar el exceso de ácidos lo que favorece diferentes trastornos.

Hortalizas, frutas y verduras

Sin embargo las hortalizas, verduras y la mayoría de fruta son alcalinizantes.

Su consumo ayuda a compensar el exceso de ácido que se produce en el organismo.

Alimentos que previenen y combaten el cáncer

La fruta

Contiene vitaminas que ayudan en los procesos de tratamiento del cáncer, también para prevenir la enfermedad.

Aceite de Oliva

Su consumo reduce el riesgo de padecer cáncer, sobre todo de mama.

Así lo demuestran estudios llevados a cabo en España y Estados Unidos de la mano de Javier Menéndez biólogo molecular del Instituto de Investigación para la Salud Northwestern de Chicago, su investigación que publica la revista “Annals of Oncology” en la que destaca la capacidad del ácido oleico puede reducir un oncogén responsable del cáncer de mama en su forma más agresiva.

Cabe decir que aunque hay que ser cautelosos en dicho descubrimiento que está en fase de laboratorio, el aceite de oliva es la opción más saludable que podemos incluir en nuestra dieta.

Cereales integrales

Proporcionan fibra, ayudan al arrastre de sustancias cancerígenas que se eliminan con las heces, además contienen fitatos que aunque reducen algo la absorción de hierro y cinc, son anticancerígenos.

Hortalizas y Verduras

Su provitamina A, vitamina C, elementos fitoquímicos de acción antioxidante son grandes protectoras contra el cáncer.

Liliáceas como la cebolla  el ajo contienen flavonoides y esencias azufradas que protegen contra el cáncer.

Crucíferas como Col, coliflor, brócoli y el rábano contienen elementos fitoquimicos y sulfurosos que ayudan a combatir el cáncer.

Legumbres

Contienen fibra, elementos fitoquímicos como el ácido fítico y fitatos que son anticancerígenos.

Descubre la relación entre la alimentación y el cáncer

La comida fresca y sin procesar está llena de nutrientes, vitaminas y fibras.

Si consumes productos naturales y sin procesar tu cuerpo asimila el  alimento  que necesita para vivir sano, sin necesidad de utilizar la energía  para bloquear todos los tóxicos que le llegan después de consumir productos procesados, la mayoría de productos elaborados y envasados contienen colorantes, conservantes y antioxidantes con suficientes sustancias tóxicas para generar un estrés a órganos como el hígado, intestinos, riñones.

20 Consejos para una alimentación saludable

Cuida tu alimentación aprendiendo a seleccionar los alimentos saludables.

La alimentación y el cáncer, menú semanal.

  • Elige un menú semanal que contenga productos frescos y variados.
  • Cuando organices tu menú semanal, deja un día para comer solo frutas, verduras y legumbres, sin nada de carne ni pescado, ni dulces, ni café u otros estimulantes.

Será como un domingo para tu cuerpo que agradecerá el día de descanso en cuanto a digerir alimentos pesados se refiere.

  • Come regularmente cada 2 o 3 horas, es una manera eficaz de regular el metabolismo y evitar que el cuerpo reserve grasa.
  • Los productos de temporada nos aportan mejores nutrientes y puedes adquirirlos a mejor precio.
  • Las zanahorias, remolacha, o el apio nos aportan una fuente saludable de carbohidratos.
  • Una combinación ideal es mezclar verduras crudas con alimentos grasos.
  • Cuando tengas ganas de picar, pregúntate si el alimento que has elegido va aportar nutrientes a tu cuerpo o simplemente has elegido un capricho para saciar tu mente como chocolates, un refresco, galletas.
  • Los alimentos procesados son alimentos exentos de vida, por lo tanto, no aportaran ni nutrientes ni vitaminas.
  • Evita comer alimentos o refrescos azucarados, es mucho mejor que los sustituyas por una pieza de fruta, o que añadas limón para dar sabor al agua, estarás ayudando a estimular el metabolismo.

Carne

  • Limita el consumo de carne, sobre todo la roja, aunque hay opiniones variadas sobre si se debe o no dejar de comer carne.

En 2015 la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer y la Organización Mundial de la Salud dijeron que el consumo elevado de carne procesada y carnes rojas, estaba relacionado con cierto tipo de tumores y cáncer colorrectal.

Puedes sustituir la carne por otros alimentos que contengan proteínas, como legumbres, huevos o pescado.

Trigo

  • Limita tu consumo de trigo, hay un estudio de un prestigioso cardiólogo norteamericano conocido como William Davis que puso en jaque a la industria alimentaria debido a un ensayo en el que demuestra con casos reales los efectos tan devastadores que el consumo de trigo moderno y modificado genéticamente tiene sobre nuestra salud.

Dicho estudio demuestra la relación entre el aumento de diabéticos y el consumo de alimentos de trigo.

El pan integral contiene más azúcar que unos pasteles, ya que el trigo modificado contiene un alto índice glucémico.

El 90% del trigo es modificado genéticamente.

La OMS asegura que en los próximos años los diabéticos podrán llegar a los 350 millones de personas.

Lácteos

  • Limita el consumo de productos lácteos, elige los naturales sin azúcares ni sabores, el consumo de lácteos genera muchas dudas, pero muchos argumentan que conforme crecemos vamos perdiendo una enzima capaz de digerir la lactasa, esto provoca gases, y otros trastornos intestinales.

También se dice que la caseína que se encuentra en la leche genera mucosidad y trastornos en el sistema inmunológico.

Además a través del consumo de lácteos podemos estar consumiendo las hormonas y restos de antibióticos que se les administra a las vacas.

La clave está en cómo reacciona tu cuerpo al ingerirlos, si te sientan bien tampoco hay que renunciar a tomarlos, con la edad las digestiones cambian y se vuelven lentas, siempre puedes combinar los lácteos con productos vegetales.

  • Cambia los postres dulces por una pieza de fruta.

Agua

  • Beber agua durante el día ayuda a depurar las toxinas que acumulamos en el cuerpo, lo mejor es beber poco a poco en vez de dos o tres vasos seguidos ya que el agua no cumplirá la función de limpieza, sino la de arrastre y podrías desmineralizarte.

Un truco para los días de calor es mezclar agua con limón y un punto de sal, eso hará que el agua quede dentro y cumpla la función de hidratar, las bebidas isotónicas para deportistas son engañosas, ya que el azúcar que contienen hace que te deshidrates más pronto y que consumas más.

En la comida principal bebe un vaso de agua media hora antes, calma la sensación de hambre y no engullirás la comida tan deprisa.

  • Durante el día debes mantenerte hidratado, muchas veces se confunde la sensación de hambre con sed, cuando tengas ganas de picotear algo, prueba a beber primero y comprobar si te quedas saciado.
  • Cuidado con los excesos de comida.
  • Cuando tengas que ir a comprar, es mucho mejor que lo hagas sin hambre, evitarás comprar productos innecesarios.

Grasas vegetales

  • Las grasas vegetales nos aportan ácidos grasos como omega 3 y 6, son antioxidantes, obtenemos vitaminas como A, D y E y evitan el sobrepeso , las encontramos en alimentos como:
    • Aguacate
    • Aceite de oliva virgen
    • Germen de trigo
    • Salmón
    • Aceitunas
    • Aceite de coco
    • Semillas
    • Avena
    • Huevos
  • A la hora de comer, intenta saborear cada bocado, masticar bien la comida evita malas digestiones y flatulencias.

 

Dra. Johanna Budwig crema anticáncer

Conoces la crema Budwig?

La Dra. Johanna Budwig  Química y Farmacéutica se interesó por el estudio de las grasas y el efecto que tenían sobre el cuerpo.

Siguiendo los pasos del científico Otto H Warburg que se quedó a las puertas de encontrar la manera de alimentar a las células con oxígeno,  encontró la mezcla perfecta, a través de la crema Budwig,

Una mezcla de grasas saludables con aceite de lino que fue probada con éxito en gente con cáncer y otras enfermedades degenerativas, teniendo un máximo éxito en todos los casos.

Esta emulsión es capaz de atravesar las paredes del intestino llegando a las células para alimentarlas con oxígeno.

La receta consiste en emulsionar una taza de requesón o queso quark por 2 a 5 cucharadas de aceite de lino de primera prensión en frío.

La milagrosa crema debe ser acompañada por cambios radicales de alimentación, evitar los alimentos procesados, alimentos llenos de azúcar, grasas saturadas como la mantequilla o margarina, café, alcohol, embutido, frituras…

Dra. Cathering Kousmine crema budwig mejorada
desayuno energético crema Budwig método Kousmine

Versión  mejorada de la crema Budwig

La Dra. Cathering Kousmine también se interesó por saber cómo se originaba la enfermedad del cáncer.

Tras años de investigación llegó a la conclusión de que la mejor alimentación para evitar enfermedades eran los alimentos frescos.

También defendía la idea de que toda enfermedad tiene su origen en los intestinos, las células se colapsan con facilidad debido a la mala alimentación de la comida moderna llena de grasas saturadas y sin vitaminas, esto hace imposible la regeneración de la flora intestinal, así que la barrera que separa el intestino del resto del cuerpo se vuelve porosa, colándose en sangre las toxinas que deberían quedar atrapadas entre las heces para ser expulsadas del cuerpo.

Ella complementó la milagrosa crema Budwig, con cereales, semillas y limón, el toque dulce se le da con un plátano bien maduro y frutas de temporada, obtenemos el mejor y más  completo desayuno anti cáncer.

Tu relación con la comida también marca la diferencia.

tu relación con la comida

Saber la manera en que concibes los alimentos,  que relación tienes con la comida, que emoción te genera al comerla o prepararla, y si comes con conciencia o te alimentas con estrés porque cumples un horario.

Al comer se ponen en marcha reacciones bioquímicas, el cuerpo  memoriza lo que el alimento te hacer sentir y queda grabado,  así que cuando ves, tocas o hueles la comida, el cuerpo desata esa memoria y aparece la emoción que te provoca incluso antes de que comas.

Si tu relación es positiva y sientes placer al comer tu nivel de estrés baja y el cuerpo se relaja y parece que todo le sienta bien, por el contrario aunque comas sano y natural, si tu relación no es positiva genera estrés y es posible que genere una enfermedad.

La alimentación y el cáncer, el metabolismo.

Para entender la transformación del alimento dentro del cuerpo tenemos que hablar del metabolismo.

la alimentación y el metabolismo

El metabolismo es un proceso de reacciones químicas que ocurren en las células, es la transformación del alimento en energía.

El metabolismo siempre está construyendo, almacenando o quemando todo lo que comes y bebes, gracias a él podemos vivir, las dietas, los alimentos carentes de nutrientes y una vida llena de estrés pueden disminuir la velocidad de tu metabolismo, eso provoca que aumentes de peso, agotar tu energía y adquirir enfermedades crónicas o graves como el cáncer.

La importancia de cambiar los hábitos alimentarios.

La importancia de cambiar los hábitos alimentarios cuando nos diagnostican un cáncer.

Las células del cuerpo, a través de la alimentación producen la energía, si tenemos un metabolismo correcto, lo normal es que las proteínas como carne, pescado, lleguen al núcleo de la célula en forma de aminoácidos, por otra parte, los hidratos de carbono como pan, harinas, arroces entren en forma de  azúcares.

Los alimentos grasos como aceites o mantequillas entran en forma de ácido graso y lo que respiramos o el agua que ingerimos entra en forma de oxígeno.

Y todo en su conjunto es transformado por la célula, en energía.

¿Qué sucede cuando nuestro metabolismo falla por una mala gestión en la alimentación, o por factores externos o herencias genéticas?, el núcleo de la célula se deforma, deja de necesitar oxígeno y es capaz de mutar para sobrevivir, ya no genera energía para el cuerpo, sino crea su propia energía y es capaz de hacer que las demás células que la rodean copien su nuevo patrón generando lo que conocemos como tumor.

Entonces físicamente empezamos a sentir cansancio, nos deprimimos con facilidad y tenemos dolencias, mal dormir, estreñimiento y nuestro metabolismo se vuelve lento,  nos hace engordar, ya que esas células malformadas, ahora ya no generan energía sino que  fermentan gracias a la glucosa que se le aporta con los alimentos.

Cuidado con el estreñimiento

Con cáncer o sin él hay que evitar por todos los medios tener estreñimiento, ya que la acumulación de toxinas debilitan mucho nuestro organismo, si se está combatiendo una enfermedad es contraproducente hacer caso omiso a esta patología.

Se considera que el tránsito es normal cuando se evacúa dos veces al día hasta una vez cada dos días, a partir de ahí se considera estreñimiento.

Los intestinos son para la persona lo que las raíces para las plantas

Hay factores que favorecen el estreñimiento

  • Ingesta pobre en agua
  • Hábito irregular debido a tensiones nerviosas o no atender a la llamada fisiológica cuando se produce, se llega a perder el reflejo
  • Abuso de laxantes que acaban inflamando el intestino
  • Falta de ejercicio físico que no estimula las contracciones para evacuar.

 

¿Como ayudamos a aliviar nuestros intestinos?

  • Tomar tisanas de Albahaca, hojas de Sen o Diente de león.
  • Ingerir medio kilo de zanahorias licuadas al día, son ricas en pectina que favorecen la flora intestinal, también incrementa el volumen de glóbulos rojos entre otras propiedades.
  • Alga Agar-Agar es muy buen remedio contra el estreñimiento.
  • Tomar Salvado gracias a su contenido en Fibras inasimilables, que cumplen una función destacada a nivel intestinal y es muy efectiva en caso de tener estreñimiento.
  • Evitar el sedentarismo con largos paseos y realizar gimnasia suave.
  • Ayudan los cataplasmas de barro en el vientre.
  • Eliminar el pan blanco, la carne y el azúcar mientras dure el tratamiento de quimio o radio.
  • Tomar caldos depurativos de verduras

Tres recetas para los caldos depurativos:

    • A) Hervir durante media hora en un litro de agua dos cebollas medianas, una rama de apio entera y hojas verdes de lechuga o en su defecto col.
    • B) Hervir durante media hora en un litro de agua dos alcachofas, un puerro y hojas de escarola
    • C) Hervir durante media hora en un litro de agua dos zanahorias medianas y hojas de acelga o espinaca

Para las tres opciones se le puede añadir el zumo de un limón en cada toma, y se puede salar con una porción mínima de sal marina.

Tomar un vaso de caldo media hora antes de las tres principales comidas.

La alimentación cuando tenemos cáncer

la alimentación cuando tenemos cáncer

Si sigues un protocolo médico  debes saber que los tratamientos para el cáncer suelen perjudicar también a la células sanas, eso debilita tu organismo y puede causar problemas de alimentación; cambios de gusto y olfato, falta de apetito, estreñimiento o diarrea, náuseas, boca irritada, aumento de peso o pérdida de peso…

Durante el tratamiento también debemos hablar de emociones que pueden afectarnos como cansancio, depresión, temor, enfado, impotencia que pueden influir a la hora de alimentarnos

Entender la relación entre la alimentación y el cáncer.

Recurrir a una alimentación sana y saludable a veces no es tan fácil o simplemente no sabemos cómo hacerlo sin sentirnos agobiados.

Un estudio de la Universidad de Michigan identificó los alimentos más adictivos:
CerealesPalomitas de maíz con mantequilla
ChocolatePastel
GalletasPatatas fritas
GaseosaPizza
GolosinasPollo frito
Hamburguesa con quesoQueso
HeladoTocino

Gracias  a esta estrategia, las empresas de alimentación nos hacen  llenar nuestros carros de la compra con productos nada saludables, juegan con la química, adornado los productos con envoltorios coloridos y publicidad engañosa para generar ese placer en el subconsciente.

los investigadores descubren la ciencia del placer

Las empresas alimentarias parecen haber encontrado la clave para diseñar los alimentos para crear lo que se conoce como la ciencia del placer, una combinación perfecta de carbohidratos refinados, azúcar  y grasa agregada que  genera una carga glucémica que activa el placer en el cerebro y te vuelve adicto a ese alimento.

Click en la imagen para ampliar

Es importante aprender a leer los ingredientes de los alimentos.

Ejemplo de una lista de ingredientes de un alimento procesado y envasado con apariencia saludable.

Pechuga de pavo con contenido reducido en sal:

IngredientesAtención
E451 trifosfato de pentasodio o pentapotasio

E407 carragenanos

E508 cloruro potásico

E250 nitrito sódico

Peligroso
E420 sorbitol

E316 eritorbato sódico

Precaución
E412 goma de guarInofensivo

Listado completo de aditivos alimentarios

 Lo bonito del envase:

Cuida-t+, sin gluten, sin lactosa, bajo en grasa, reducido en sal, cumple los criterios de la fundación española del corazón.

 

La letra pequeña:

Ingredientes: Pechuga de pavo (69%), el (31%) restante; agua, aromas, estabilizantes (E420, E451, E407, E508, E412), dextrosa, sal, antioxidante (E316), especias y conservador (E250).

Peligroso - Precaución - Inofensivo

Hay una manera fácil de controlar lo que estas comprando, en el mercado existen muchas aplicaciones para móvil para saber si los conservantes y aditivos que marca la etiqueta del producto son inocuos o peligrosos. Descubre estas aplicaciones.

Es importante entender que el cuerpo no se alimenta de la comida que ingerimos, sino de lo que puede absorber después de la digestión de todo lo que comemos.

Deja un comentario